La Fundación CEMA organizó en Monjos una jornada sobre “Valorización energética en cementeras, salud y medio ambiente”

//La Fundación CEMA organizó en Monjos una jornada sobre “Valorización energética en cementeras, salud y medio ambiente”

La Fundación CEMA organizó en Monjos una jornada sobre “Valorización energética en cementeras, salud y medio ambiente”

La jornada informativa Valorización energética en cementeras, salud y medio ambiente reunió el pasado 16 de febrero por la tarde a más de 150 personas en el auditorio de Mas Catarro, en Santa Margarida i els Monjos. Durante la misma, Xavier Guinart, Jefe de Vigilancia y Control del Aire del Govern, expuso datos de calidad del aire en la zona del Penedès y, en particular, en Santa Margarida i els Monjos, donde las mediciones de partículas y de dióxido de nitrógeno se encuentran claramente por debajo de los límites considerados saludables por la Unión Europea. La situación es diferente a la del Área de Barcelona, en la que Guinart reconoció la existencia de un problema sobre todo con el dióxido de nitrógeno, debido al tráfico.

El responsable del Govern afirmó que la valorización energética de residuos en sustitución de combustibles fósiles es “una buena práctica ambiental”, y describió los controles de emisiones a los que están sometidas las cementeras en Cataluña, incluyendo la medida en tiempo real de contaminantes en chimenea, el control de dioxinas y furanos y la medición de partículas en puntos de control externos situados, en el caso de Santa Margarida i els Monjos, en el núcleo de Monjos y en La Ràpita. Guinart explicó también que la administración exige límites aún más estrictos de emisión para las fábricas que valorizan y quiso aprovechar la sesión para aclarar que “a día de hoy ninguna planta cementera de Cataluña ha realizado ninguna petición para valorizar neumáticos”.

Igualmente, en el acto se expusieron las conclusiones de estudios científicos locales e internacionales especializados sobre la seguridad de la valorización energética para la salud. Josep Lluís Domingo, Director del Laboratorio de Toxicología y Salud Medioambiental de la Universitat Rovira i Virgili, presentó los realizados en las fábricas de Uniland en Santa Margarida i els Monjos y Vallcarca, en los que se tomaron muestras de vegetación, suelo y aire del entorno de las industrias entre los años 2000 y 2011. Los trabajos concluyen que la valorización no supone un incremento de la contaminación y que, asimismo, los niveles totales de metales pesados y dioxinas en la zona “no suponen riesgos para la salud de la población” ni afectan al uso agrícola de las tierras.

Los resultados de los estudios de la Universitat Rovira i Virgili están en línea  con los de organismos como el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) o instituciones internacionales de referencia como las agencias medioambientales de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos o el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, presentados en la sesión por Marina Romay, Responsable de Desarrollo Sostenible de la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España (OFICEMEN). En el acto se expusieron también ejemplos de cementeras en convivencia con núcleos de población y actividades agrícolas en países como Alemania, Suiza y Francia. Entre ellos, existen diversos casos similares al del Penedès, con cementeras situadas en zonas productoras de denominaciones de origen de prestigio, como Cognac, Burdeos o Champagne.

Por su parte, Antonio Guijarro, representante de MCA-UGT explicó que los trabajadores son los primeros interesados en “defender el empleo, pero con salud” y enfatizó el control estricto que se mantiene sobre la valorización energética en cementeras. En el mismo sentido, José Manuel Jurado, Responsable de Sostenibilidad de CCOO Catalunya, expresó su queja por las acusaciones infundadas que recibe la valorización, obviándose en cambio sus beneficios medioambientales, como su contribución en la lucha contra el cambio climático.

2017-10-02T09:10:49+00:00