Las cementeras de Castilla y León evitan que más de 210.000 toneladas de residuos acaben en vertederos cada año

//Las cementeras de Castilla y León evitan que más de 210.000 toneladas de residuos acaben en vertederos cada año

Las cementeras de Castilla y León evitan que más de 210.000 toneladas de residuos acaben en vertederos cada año

El ahorro de emisiones de CO2 de las fábricas de cemento con la valorización energética equivale a las emisiones de los turismos del Bierzo en un año

Madrid, 28 de octubre 2020. Las tres fábricas de cemento de Castilla y León utilizan anualmente un 40% de combustibles derivados de residuos en su proceso de producción. Gracias a estos combustibles alternativos, la mayoría de ellos total o parcialmente biomasa y por tanto neutros en cuanto a sus emisiones de CO2, se ahorra la emisión de 57.659 toneladas de CO2, que equivalen aproximadamente a las emisiones de los turismos del Bierzo en un año.

Estos datos se han puesto de manifiesto en la reunión celebrada ayer y a la que asistieron, entre otros, los directores de las tres fábricas de cemento de Castilla y León ubicadas en Hontoria, La Robla y Toral de los Vados, -pertenecientes a los grupos Tudela Veguín, Portland Valderrivas y Votorantim Cimentos- así como los dos secretarios generales de CC.OO. Construcción y Servicios y UGT-FICA, en Castilla y León. El encuentro fue organizado por la Fundación laboral del cemento y el medio ambiente, constituida por la patronal del sector cementero, OFICEMEN y por los dos sindicatos mayoritarios a nivel nacional.

Durante la reunión se presentó asimismo el nuevo Observatorio sobre la economía circular en la industria cementera, elaborado por la Fundación CEMA en colaboración con el Instituto Cerdà. Esta iniciativa es un paso más en el compromiso con la transparencia de la industria cementera, que pone a disposición de todos los grupos de interés, información detallada e indicadores clave sobre la aportación concreta del sector cementero a la economía circular y su constante evolución.

Según datos del Observatorio, el reciclado material y la valorización energética de residuos en las fábricas de cemento españolas evitaron que 2,25 millones de toneladas de residuos se enterraran en vertederos de nuestro país. En Castilla y León esa cifra fue del 211.417 toneladas.

En España todavía un 51% de los residuos municipales se envían a vertedero, frente al 23% de la media de la Unión Europea, y en 2035 este porcentaje debe reducirse a un 10%, según exige la legislación comunitaria. “Tal y como se pone de manifiesto en nuestro Observatorio, el porcentaje de residuos municipales enviados a vertedero en España sólo se ha reducido en un punto porcentual en 10 años (2008-2018), frente a los 17 puntos de caída en el conjunto de la UE, con esa tendencia es prácticamente imposible cumplir el objetivo fijado por la Comisión Europea”, afirma el director gerente de la Fundación CEMA, Dimas Vallina.

“Todos los países del centro y el norte de Europa potencian, respaldados por todos los actores sociales implicados, la recuperación material y energética de residuos no reciclables en cementeras. En estos países se premia y fomenta el modelo circular que permite reducir, reutilizar, reciclar y, cuando el residuo no permita las alternativas anteriores, aprovechar energéticamente los recursos que contenga, frente al obsoleto modelo lineal de extraer, producir, consumir y enterrar en vertederos. Prueba de ello son los altos costes de vertido utilizados para penalizar esta práctica en países como Suecia, Alemania o Austria, que duplican o triplican a los de España. Castilla y León es un buen ejemplo a este respecto, ya que desde el año 2012 dispone de una ley autonómica que fija un impuesto sobre la eliminación de residuos en vertedero y que fomenta el reciclado y la valorización de los residuos”, explica el director gerente de la Fundación CEMA.

2020-10-28T12:50:22+00:00